GOLA DEL CHARCO

El Mar Menor es una laguna litoral comunicada por unos canales, denominados “Golas”, por medio de los cuales el agua se intercambia con al Mar Mediterráneo.

Situada en el entorno de la Encañizada y próxima al paraje de Veneziola, al Norte de la Manga, la Gola del Charco es, junto con la del Ventorrillo, una de las dos golas naturales que se conservan, de las cinco que existen en La Manga.

En esta gola, como en la del Ventorrillo, para aprovechar el movimiento migratorio de algunos peces como el mújol, la dorada, el magre, o la chapa, se instalan desde época árabe, unos sistemas de pesca elaborados con cañizos y redes, llamados encañizada, que han dado nombre al paraje.

La Gola del Charco, como el resto del entorno de las Encañizadas, ha sufrido escasas transformaciones, salvo en los islotes del Ventorrillo y de la Torre, que albergan edificios auxiliares para instalaciones de pesca.

El hábitat del entorno donde se sitúa la Gola del Charco está conformado por una amplia zona de vegetación halófila, dunas, playas y acumulaciones de arribazones de Posidonia oceánica. Esta zona se encharca cuando se producen las escasas lluvias o alguna tormenta. Además es el refugio de cigüeñuelas, avocetas y otras aves de gran interés y rareza como el Somormujo lavanco (Podiceps cristatus) y la Serreta mediana (Mergus serrator).

SITIOS DE INTERÉS