MAR MENOR

El Mar Menor es una laguna litoral de aguas salinas que ocupa una depresión entre los municipios de San Pedro del Pinatar, San Javier, Los Alcázares y Cartagena. Es la mayor laguna costera de Europa, con una superficie de 135 km2 y una profundidad máxima de 7 mts. En su interior emergen cinco islas de origen volcánico.

Las aguas del Mar Menor tienen una temperatura media de 11º en invierno y de 30º en verano y un alto índice de salinidad que oscila entre el 42 y el 47 por ciento. En sus fondos blandos y fangosos se ha creado un interesante ecosistema donde se desarrolla una variada comunidad biológica.

Por sus altos valores naturales y sus poblaciones de aves acuáticas, como la cigüeñuela, la avoceta, el chorlitejo patinegro o el charrancito, el Mar Menor fue declarado en 1994 “Humedal de Importancia Internacional”. El área protegida incluye las islas, las playas, las salinas, las dunas y los humedales colindantes.

La riqueza ambiental y biológica y las características de sus aguas, lo convierten en un fenómeno geográfico excepcional en el Mediterráneo. Por su frágil y complejo ecosistema y sus notables valores naturales, ha sido objeto de numerosas figuras de protección ambiental.

La variedad y abundancia natural del Mar Menor han generado, desde la antigüedad, actividades económicas basadas en el aprovechamiento de sus recursos. El clima suave, la tranquilidad y las propiedades terapéuticas de sus aguas, son ahora sus grandes atractivos.

Posidonia oceánica Un Mar de Vida

¿Qué es la Posidonia Oceánica?

Posidonia Oceánica es el nombre científico de una planta marina de origen terrestre que vive únicamente en el Mediterráneo. Posee todos los elementos de una planta normal(raíces, tallos, hojas, flores y frutos). Por tanto, no se trata de una alga, si no de una planta superior.

Para desarrollarse de manera normal, las praderas de Posidonia Oceánica necesitan aguas de buena calidad, no contaminadas, limpias, transparentes y bien oxigenadas. Por eso, su presencia de las aguas en las playas en las que aparece.

Beneficios en el Mar

La posidonia Oceánica forma grandes praderas en los fondos arenosos cercanos a la costa, que son consideradas como auténticos “bosques marinos”.

Estas praderas aportan grandes cantidades de alimento a infinidad de seres vivos, son el lugar de puesta y refugio de muchos peces, crustáceos y moluscos de interés comercial.

Además, su disposición paralela  a la costa reduce la energía de las olas y retienen importantes cantidades de sustancias en suspensión existentes en el agua, generando un efecto de depuración y limpieza de las mismas.

Beneficios en la playa

Las hojas caídas de las praderas de Posidonia Oceánica son arrastradas por las corrientes hasta la orilla de las playas formando los típicos depósitos denominados “arribazones”.

La presencia de estos “arribazones” en la línea de costa amortigua el impacto de las olas sobre la orilla, disminuyendo la regresión y pérdida de arena en las playas.

Los “arribazones” depositados en la orilla sirve de alimento a infinidad de invertebrados marinos, que a su vez son comidos por especies de aves protegidas y escasas.

¿Por qué debemos conservar las praderas de Posidonia Oceánica?

La pérdida de estos bosques marinos conlleva el empobrecimiento de los caladeros de pesca, el aumento de la turbidez de las aguas y la desaparición de la arena de las playas (Sus “arribazones” protegen nuestras playas contra la erosión de las olas).

Por ello, la mayoría de las praderas de Posidonia Oceánica del litoral murciano han sido declaradas Lugar de Importancia Comunitaria para formar parte de la Red Natura 2000 de la Unión Europea.

La llegada y disposición de “arribazones” a nuestras playas es un fenómeno habitual que responde a una dinámica natural. Por lo tanto, no debemos considéralos como suciedad, debiendo eliminarlos solamente en verano en zonas concretas de baño, no en toda la playa, pues el exceso de uso de maquinaria para su retirada produce una gran pérdida de arena de la playa.

SITIOS DE INTERÉS