ECOSISTEMA DE LAS SALINAS

Está situado en el extremo Norte del Mar Menor, consiste en un humedal con arenales que limita al sur con las encañizadas y golas que dan entrada al Mar Mediterráneo.

En estos humedales destacan las dunas y arenales costeros, además de barras arenosas que amortiguan el oleaje en las zonas del Mediterráneo, favoreciendo la presencia de praderas de Posidonia en los fondos marinos.

La flora está representada por la Siempreviva y la Sarconia o Almarjo en las zonas encharcadas; cerca de la playa puede encontrarse la Oruga de Mar y el Cardo Marítimo; en las zonas de dunas encontramos el Barrón, el Cuernecillo de Mar y la Azucena de Mar; en las dunas más estables está el Lentisco y el Espino Negro, así como unos pies de Sabina Costera. Otras presencias importantes son los endemismos del Sureste como el Helianthemum marmenorensis y la Frankenia corymbosa, destacando la Seneccio joppensis que es una rareza en Europa Occidental.

La fauna se compone, principalmente, de aves acuáticas como la Avoce, Cigüeñuela, Chorlitejo Negro, Charrancito, Pagaza Piconegra, Zarapitos, Agujas, Archibebes y aves de mayor tamaño como las Garzas, Cormoranes, Ánades, Gaviotas y Flamencos entre otros.

Los reptiles más comunes son el Eslizón Ibérico y la Lagartija Colirroja. También están presentes mamíferos como la Musaraña, Musarañita y Comadreja, además de una amplia variedad de murciélagos como los Miniopterus schereiberseii, Myoyis cappaccinii, Myois myois, Rhinolophus euryale y Rhinolophus ferruequinum.

Las salinas albergan especies en peligro de extinción como el escarabajo Scarites aurytus en la familia de los insectos, o el Fartet en la de los peces, que es además un endemismo ibérico.

SITIOS DE INTERÉS