INDUSTRIA SALINERA

Las Salinas del Mar Menor se ha estado explotando desde las épocas romana y musulmana, aunque probablemente se apiolaran ya con anterioridad.

Conocidas corno Las salinas de Patnía, el rey Alfonso X las incorpora a la Corona Castellana en 1266, más tarde pasan a ser explotadas por la Orden Franciscana.

En 1470 las compra el Concejo Murciano y las pone bajo arrendamiento, la mayor parte del tiempo (1494-1580) explotadas por la familia Hurtado. Felipe II las incorpora al patrimonio de la corona española en 1564 como un elemento más de la política centralizadora de recursos.

En el siglo XVIII se construye un muelle llamado de la sal en el lado del Mediterráneo para facilitar su comercialización. En 1879 la sal deja de ser monopolio del estado y las salinas salen a la venta adquiriéndolas en 1.880 el empresario gallego Manuel García Coterillo.

A principios del siglo XX, en 1905, la burguesía de la zona crea la “Mancomunidad de las Salinas Marítimas” al comprárselas a la familia Coterillo. Esta adquisición va a suponer una ampliación de la industria de la sal y fruto de ello es la construcción de otros dos molinos de viento en la zona de San Pedro, que vienen a mejorar los existentes en la zona de Veneziola.

En 1920 la compañía mallorquina Salinera Española compró las salinas. Por esta época se crea el grupo sindical “Trabajadores de la Sal, La Realidad” y más adelante coincidiendo con la guerra civil española (1936-1939) la empresa estuvo gestionada por los propios trabajadores; pero al finalizar la contienda la empresa recuperó su propiedad.

SITIOS DE INTERÉS